Los aditivos alimentarios. ¿A favor o en contra?

Los aditivos alimentarios

¿Villanos agazapados para enfermarnos o productos que benefician de algún modo a los consumidores de alimentos provenientes de la industria?

En sucesivas notas iremos explicando las ventajas y los riesgos de utilizar aditivos en los alimentos.
La prensa, sobre todo la naturista, suele manifestarse totalmente en contra de su uso.

¿Es esto correcto? ¿Qué son esos productos aparentemente tan dañinos?
Generalmente son substancias químicas, de naturaleza inorgánica (mineral) u orgánica (derivadas de vegetales y hasta de animales).

Y… ¿Para qué se agregan?
La respuesta es simple: Para mejorar la calidad inicial de un alimento conservándolo por más tiempo.
Entonces, no sólo evitan el desarrollo de microorganismos, sino que participan en todos los aspectos que hacen que un alimento se considere de calidad, aportando dureza a un pan, humedad a su miga, color, sabor y textura.
Gracias a ellos podemos comer un helado sin cristales de hielo, un budín con miga húmeda, un yogur sin suero separado, un jamón crudo de color rojo intenso y aroma agradable y así podríamos agregar muchas otras propiedades deseables de conservar en los distintos alimentos.

La conservación química presenta muchas ventajas:
– Aumenta la duración de los alimentos.
– Disminuye el consumo de energía durante la producción y la conservación, reduciendo el costo y el precio final de los alimentos.
– Presentan pocos inconvenientes cuando se respetan las dosis y condiciones de uso.
– Son económicos y fáciles de usar.

A veces aparecen noticias sobre perjuicios causados por aditivos contenidos por ciertos alimentos.
Cuando esto ocurre las causas son unas pocas:
-Errores de operarios en elección del aditivo o de su cantidad.
-Ignorancia del usuario, a veces originada en el mayorista que les provee el aditivo.
-Y también, algunas veces, afortunadamente las menos, en la deshonestidad de algunos empresarios.

Nuestro propósito es ir aclarando estos puntos para que el consumidor pueda decidir conscientemente si compra o no un alimento.

Recordá que podés suscribirte a nuestro sitio para recibir todas las actualizaciones y novedades en tu mail

¡Suscribirme!

También podés seguirnos en Facebook

Facebook Raiz Consultora

Autor: Lic. Osvaldo Mario Cuello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *