Los Riesgos de llevar una vida “Gluten Free” si no sos celíaco.

La moda del fitness y de estilos de vida saludables adoptaron la dieta libre de gluten o “gluten-free” como una opción aparentemente “más sana”.
Sin embargo, esto puede acarrear consecuencias sobre aquel que no es celíaco.

De acuerdo con la Dra. Suzanne Mahady, gastroenteróloga, epidemióloga clínica y profesora de la Monash University en Australia: “Para las personas sin enfermedad celíaca, no hay evidencia que respalde las afirmaciones de que una dieta estricta sin gluten es beneficiosa para la salud. Incluso es posible que ocurra lo contrario, y evitar el consumo de granos integrales dietéticos pueden resultar en una baja ingesta de fibra perjudicial”.

No hay razón para dejar de consumir Gluten si tu cuerpo lo tolera

Entre las consecuencias por dejar de consumirlo se encuentran: diabetes y enfermedades cardíacas.
Consumir fibra de trigo puede protegernos contra las enfermedades cardiovasculares al reducir los niveles de triglicéridos en la sangre.

Después de analizar los datos de miles de participantes en el transcurso de 26 años, los investigadores de British Medical Journal concluyeron que las personas que no tienen la enfermedad celíaca no deberían ser alentadas a seguir dietas sin gluten, concluyeron que evitar el gluten puede afectar el riesgo de enfermedades cardiovasculares y de diabetes tipo 2.

Según Mahady, muchos de los productos que contienen fibra y gluten se elaboran utilizando las tres partes del grano: el salvado (el exterior, que es rico en fibra), el germen (la semilla) y el endospermo (el centro rico en carbohidratos y almidón).
Juntos forman un paquete de fibra, carbohidratos, vitaminas y minerales.
Los productos sin gluten suelen usar sólo el componente de carbohidratos utilizando harinas refinadas de arroz, maíz o papa, que causan un aumento brusco en los niveles de azúcar en la sangre y pueden predisponer a la diabetes a largo plazo.
Además, los productos empacados sin gluten a menudo tienen azúcares añadidos para mejorar el sabor y agregan emulsionantes y espesantes para mejorar la textura y hacerla similar a productos con gluten como el pan.
Por eso, si no sos celíaco, , lo mejor que podés hacer es tener una dieta balanceada sin evitar alimentos importantes importantes como el gluten de tu rutina.

Además ¿podés imaginar lo que daría un celíaco por poder comer normalmente?

Recordá que podés suscribirte a nuestro sitio para recibir todas las actualizaciones y novedades en tu mail.

¡Suscribirme!

También podés seguir nuestras novedades desde Facebook.

Facebook Raiz Consultora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *