CÓMO TU NEGOCIO PUEDE INNOVAR EL MERCADO TRADICIONAL

Cómo tu negocio puede Innovar el Mercado Tradicional

como tu negocio puede innovar el mercado internacional

Sabemos que desarrollar un producto o servicio que satisfaga una necesidad hasta el momento no cubierta en el mercado es algo muy complejo.

Lo más habitual es enfocar nuestros esfuerzos hacia un sector ya existente, intentando encontrar el punto que nos diferencia de la competencia.

Para llegar a esto tenemos seis caminos diferentes:

1) Mejorar la Productividad

Debemos analizar en profundidad todas las fases implicadas en el proceso productivo, intentar encontrar aspectos que se pueden mejorar y llevar a cabo ese cambio para operar con un margen superior al resto.

2)Reorientar el ciclo de vida del producto

Algunos productos llevan mucho tiempo en el mercado y esto hace que parezca que se encuentran en su fase maduración-declive.
En algunos casos, una simple reorientación de la imagen o la incorporación de un elemento especialmente demandado por nuestro público objetivo permite relanzarlos.

3) Ofrecer una atención más personalizada

La atención al cliente puede hacer la diferencia entre tu producto y el de otros.
Es necesario contar con un equipo humano que transmita de forma correcta la imagen y los valores de la empresa.

4) Servicio post-venta

La tarea comercial no acaba en el momento que el cliente adquiere el producto o servicio.
El objetivo de toda empresa es que este comportamiento se repita y que, a la vez, adquiera otros productos.
Para ello debemos ser capaces de resolver todas las dudas y objeciones que puedan aparecer después de la compra.

5) Centrarse en un nicho de mercado más específico

Dentro del público objetivo existen segmentos de población que muestran unas necesidades más específicas, y que están dispuestos a hacer frente a un mayor desembolso. Ello permite, por lo tanto, que la empresa pueda operar con un margen mayor.

6) Abrirse a nuevos mercados

El mercado internacional permite que los productos que se ofertan en una zona puedan ser distribuidos hacia una gran cantidad de países. La exportación y la internacionalización permite, en contextos de recesión o complejidad económica, crecer y mantener la actividad. Puede que el mismo producto tenga mucha demanda en otros lugares o que sea atractivo para otros clientes de un mismo territorio.
Para conocer estos puntos, es imprescindible realizar un completo estudio de mercado.

 

¿Tu negocio o emprendimiento en la industria alimenticia necesita ayuda para abrirse paso y diferenciarse en el mercado?
Escribinos a contacto@raiz.com.ar para que podamos ayudarte.

Recordá que también podés seguir nuestras novedades desde Facebook.

Facebook Raiz Consultora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *