A VECES LA SOLUCIÓN ESTÁ EN SÓLO MIRAR

A veces la Solución está en sólo Mirar

fábricas

A diario nos encontramos con consultas sobre el uso de aditivos o la necesidad de cambios de tecnología o desaliento de productores porque no pueden solucionar un problema. En muchos casos, la causa es que no miran su propia fábrica.

Les contaré un caso

Hace muchos años me pidieron que ayudara a solucionar un problema muy serio de una gran panificadora de la ciudad de Mar del Plata.
Fabricaban muchos productos de panificación en grandes cantidades, desde pan francés hasta pre pizzas pasando por pebetes y panes especiales.

El problema es que tenían una elevada devolución de productos a causa del desarrollo de hongos en muy pocos días, muchos menos que los que establecía la vida útil del producto, que anteriormente se alcanzaba sin problemas.

El caso es que la pre pizza estaba manteniéndose en condiciones unos 4 días bajo refrigeración en los negocios de sus clientes en lugar de los 10 días que era su tiempo de vida útil.
El problema se le presentaba en mayor o menor medida con todos los productos que elaboraba.

Estaba utilizando los aditivos permitidos para que no se desarrollaran los hongos y no había solución.

Para no tener devoluciones debía elaborar menos unidades por día, lo que no resultaba económicamente viable pues para elaborar una o 10.000 piezas, el tiempo de calentamiento del horno contínuo de grandes dimensiones que poseía la fábrica era de tres horas y si no se utilizaba durante todo el timepo de diseño, su uso era absolutamente anti económico.
Debería aumentar los precios, lo que no lo permitiría el mercado.
Con esta información visité la fábrica y comprobé que el horno continuo era realmente grande y que los procesos de elaboración eran correctos, con soluciones en muchos casos ingeniosas, como sopletear la solución de conservantes en ambas caras de una pre pizza.

En cuanto entré a la misma, la causa del problema me saltó a los ojos inmediatamente: El techo y las paredes de la fábrica estaban cubiertos de hongos, lo que seguramente provocaba una lluvia de esporas sobre los productos terminados esperando se los envolviera y no habría antihongos capaz de controlar el crecimiento superficial de los mismos.

Mi recomendación fue:

  • Primero: Eliminen los hongos de las paredes y el techo con productos antihongos o
    simplemente con lavandina diluída.
  • Segundo: Pinten totalmente el local, preferentemente con pinturas que dificulten el
    crecimiento de los hongos.
  • Tercero: Tengan a mano un producto comercial casero para el control de hongos y cuando
    vean una mancha originada por los mismos, de inmediato nebulicen el producto
    antes de que la mancha crezca.
  • Cuarto: Una vez que lo hayan hecho, controlen el período de vida útil real, y si siguen
    teniendo problemas, me llaman nuevamente.

RESULTADO: Me llamaron por otros problemas y para que les proveyera materias primas.
De los hongos, ni recuerdos.

NUNCA HABÍAN PRESTADO ATENCIÓN A LOS HONGOS EN PAREDES Y TECHO Y MUCHO MENOS LOS HABÍAN RELACIONADO CON LOS PROBELEMAS DE CONSERVACIÓN DE SUS PRODUCTOS.

En la planta las situaciones incorrectas, cuando pasan unos días pasan a ser algo “normal” y se hacen invisibles.
Es necesario MIRAR y para ellos son sumamente útiles, aunque a veces molestas, las auditorías internas, efectuadas con listas de las cosas a revisar.

 

Uno de los servicios que ofrecemos desde Raíz Consultoría en Alimentos (Mar del Plata) es el curso de Manipulación de Alimentos dentro de tu empresa, Capacitación del Personal, Aprobación de Productos, Implementación en Sistemas de Asegurameinto de la Calidad y muchos más.

No dudes en enviarnos tu consulta a  contacto@raiz.com.ar para empezar a trabajar juntos en tu proyecto.

 

Recordá que también podés seguirnos en Facebook
Facebook Raiz Consultora

Autor: Lic. Osvaldo Mario Cuello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *