3 LECCIONES EMPRENDEDORAS QUE NOS DEJÓ TOM HANKS

3 Lecciones Emprendedoras que nos dejó Tom Hanks

Habiendo interpretado a un sinfín de personajes en sus películas, podemos decir que Tom Hanks está tan bien calificado como cualquier otra persona para especular sobre qué hace a un héroe.
Tanto en su vida personal como en la laboral, este actor de primera línea nos dejó muchas lecciones que podemos aplicar en el mundo emprendedor.

 

A los 18 años le escribió una carta al director Roy Hill explicándole todas las formas en las que podría descubrirlo como estrella. Y esta, es la primera lección:

1) No tengas miedo de mostrar y promocionar tu negocio

“Trabajemos en los detalles de mi descubrimiento. Podemos hacerlo de la misma forma que fue descubierta Lana Turner, yo sentado en un banquito de un local de gaseosas, vos entrás, te fijás en mí y  BINGO  soy una estrella”
Creé en tu idea como si fuera la mejor del mundo, como hizo Tom Hanks con su carta un poco caradura a Roy Hill, y vendete como tal. Para que alguien ame nuestro proyecto, primero es necesario que nosotros lo hagamos. Y que se note.

2) No dejes que el éxito te vuelva arrogante o vago

Si tenés éxito con tu proyecto, puede que sientas la tentación de darte unas palmaditas en la espalda y sentir que “ya llegaste” y dormirte sobre los laureles. Los mejores emprendedores te dirán que no hagas esto, no hay garantía de que el éxito momentáneo dure, especialmente si perdés de vista el panorama general.
En 1989 Tom Hanks dijo en Playboy “cuando tenés un hit, recibís muchísima atención. Splash hizo 80 millones de dólares y Bachelor Party 40 millones. Y pensás “Oh, sé cómo hacer esto”. ¡No podés ni empezar a saber nada después de dos películas! Lo que sí podés es volverte arrogante y vago”.

3) Aprendé a decir NO

“Me di cuenta de que tenía que empezar a decirle una palabra muy, muy difícil a la gente: no. La extraña lección fue que por eso descubrí que así es como terminás haciendo un buen trabajo… diciendo que sí, solamente estás trabajando. Pero al decir que no estás tomando la decisión del tipo de historia que querés contar y el tipo de personaje que querés interpretar”.
Cuando recién empezás un proyecto es muy difícil decir que no, a veces como emprendedor hay que aceptar lo que la vida nos traiga. Pero apenas empiece a levantar tu negocio no te olvides de una de las lecciones que nos dejó Tom: poder decir que no es poder elegir.

¿Tu negocio en la industria alimenticia necesita asesoramiento?
Escribinos a contacto@raiz.com.ar para más información sobre nuestros servicios como Consultora en Alimentos.

Recordá que también podés seguirnos en Facebook donde nos encontrás como:
Facebook Raiz Consultora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *