8 Consejos que nadie te va a dar, para empezar una pequeña empresa

10 Consejos que nadie te va a dar, para empezar una pequeña empresa

Si estás pensando en abrir tu propia empresa en la industria alimenticia, seguramente hayas escuchado muchos consejos (buscados o no), pero existen tantos que a veces es difícil saber cuáles seguir.
La realidad es que no existe una fórmula perfecta para empezar un negocio, sino que muchos consejos generalmente nos obligan a pensar de una manera nueva y diferente.
Cuantas más decisiones inteligentes tomes al iniciar tu negocio, mayores serán las probabilidades de ir por buen camino.
Si tenés una idea empresarial, probá estos 8 consejos.

consultoria en alimentos mar del plata

1. Dirigir excusas

Muchas personas sueñan con abrir su propio negocio, pero nunca lo hacen.
Están sobrecargados con excusas y miedo a fracasar. El dinero, el tiempo, las responsabilidades, son algunas de las razones por las que el sueño nunca llega a concretarse.
Preocuparse por los riesgos de propiedad de una empresa es normal, lo insólito sería que no existiera ningún tipo de inquietud.

Pero, las excusas sólo te ralentizan para alcanzar tus metas. Si realmente buscás iniciar un negocio, es necesario abordar los motivos por los que crees que no se puede y deshacerse de ellos, encontrar una solución al problema en lugar de dejar que siga siendo un obstáculo.

2. Absorber todo

Escuchá lo que otros tienen que decir: amigos, familiares, expertos, incluso vos mismo. Cuando se trata de cosas que tienen que ver con nuestros objetivos empresariales, hay que ser una esponja.
A medida que vayas aprendiendo, empezá a elaborar la idea en tu cabeza.
Tomá notas de todos los recursos que encuentres para desarrollar un plan detallado. Cuando le cuentes a la gente sobre tu empresa, lee su lenguaje corporal.
¿Les gusta la idea? O, ¿simplemente están siendo agradables y realmente creen que vas en la dirección equivocada? La opinión colectiva que obtengás de tus amigos, familiares y conocidos podría ser un reflejo de cómo reaccionarán los consumidores.
Tampoco ignores el poder del asesoramiento de expertos y dueños de negocios veteranos.

3. Sé una solución

En lugar de comenzar a pensar en qué vender, pensá en lo que vas a resolver con tu negocio.
Es mucho más fácil obtener una base de clientes sólida cuando tu empresa está solucionando un problema. El inicio de tu negocio tiene que llenar un agujero en un determinado mercado o nicho.

4. Mantenelo simple

Que tu concepto no se convierta en una bola de nieve. Podrías terminar con un producto final caro y elaborado que nadie quiere comprar. Intentá comenzar con un enfoque pequeño y estrecho.
Crear un prodcuto simple, de calidad o servicio. Una idea de negocio exitosa debe cumplir las promesas a los clientes y superar las expectativas.

5. Contar los costos

Calculá y presupuestá cuánto costará tu negocio.
Debes tener en cuenta todos los gastos comerciales necesarios para iniciar y operar.
Cuando estés pensando en el costo para iniciar un negocio, no te olvides de tu presupuesto personal.
Observa cuánto dinero necesitás para vivir. Establece estos gastos en orden de los que se debe pagar, a los que pueden disminuir si el dinero se agota (por ejemplo, entretenimiento).
Una vez hecho esto, comenzá a crear un presupuesto de negocios. Al principio, es posible que necesites obtener algo de capital externo para poder subsistir, como un préstamo para pequeñas empresas.

6. Hablá sobre tu negocio

Un desafío que enfrentan muchos dueños de negocios es que no saben cómo vender. Puede ser intimidante compartir tu negocio con el mundo, especialmente cuando es nuevo. Si te preocupa lo que la gente pensará acerca de tu negocio, tenés que superarlo.

Preparate para hablar con confianza acerca de tu negocio, incluso si eso te hace sentir incómodo.

7. Conocer los requisitos legales para iniciar una pequeña empresa

Comenzar un negocio es emocionante, pero las leyes no lo son. Si tu negocio no cumple con las regulaciones del gobierno, podrías enfrentarte a fuertes sanciones.

8. Equilibrá la pasión con la sabiduría

La pasión te impulsará constantemente a mejorar tu proceso para que tu negocio crezca, sin embargo, no dejes que la pasión tome todas tus decisiones. La pasión te hará avanzar, pero el conocimiento te orientará en la dirección correcta.

Realizá estudios de mercado sobre la industria y hablá con clientes específicos para conocer el potencial de tu negocio. Mantenete en contacto con profesionales que puedan ayudarte con ciertas áreas de negocios.

¿Tu negocio o emprendimiento en la industria alimenticia necesita asesoramiento? No dudes en enviarnos tu consulta a  contacto@raiz.com.ar para empezar a trabajar juntos.

Recordá que también podés seguirnos en Facebook donde nos encontrás como:
Facebook Raiz Consultora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *