Hacia un correcto lavado de manos

Por estos días especiales, todos recalcamos la importancia de la higiene en nuestras casas y lugares de trabajo, así como del correcto lavado de manos.

Claro que estas recomendaciones sirven no sólo para momentos especiales como el que estamos viviendo, de una pandemia mundial. Se deben aplicar de manera periódica, y en especial si se tiene un establecimiento elaborador o manipulador de alimentos.

La calidad de un alimento no sólo está dada por el sabor, textura o color del producto, sino también por los procedimientos internos y las formas que utiliza cada establecimiento para la confección o manipulación de los mismos. La contaminación de un alimento puede darse de múltiples formas o vías y por distintos orígenes. Los riesgos están en todas partes. Pero lo importante es minimizarlos a través de los controles y de pautas de trabajo adecuadas para disminuir la probabilidad que estos ocurran. El 70 % de las enfermedades trasmitidas por alimentos son causadas por errores en la manipulación de los mismos. Por eso, la higiene y los adecuados métodos de limpieza y desinfección son fundamentales, así como la capacitación del personal. Un alimento puede tener un elemento extraño que cause un daño a la salud, como, por ejemplo, un vidrio; una sustancia química nociva (como resto de plaguicida) o un germen (virus, bacterias o sus toxinas, parásitos) productores de enfermedades.

Una manera frecuente y común de contaminación es por la falta de buenas prácticas en la manufactura, y por la falta de creación de hábitos de higiene y seguridad en los ámbitos laborales. Las infecciones más frecuentes de transmisión se dan por contacto a través de las manos de los empleados/colaboradores. Una buena higiene de manos es un procedimiento cuyo objetivo es reducir el número de microorganismos que hay en la piel. Así puede ser el simple procedimiento de realizarlo con agua y jabón, o puede ser uno con un preparado de base alcohólica o con un jabón antiséptico, a lo que se denomina desinfección de las manos. En un establecimiento elaborador o manipulador de alimentos, es necesario llevar adelante ambos ya que muchas bacterias o microorganismos no son percibidos a la vista y se requiere una eliminación mayor de microorganismos.

La higiene de manos se debe realizar siempre antes y después de comenzar las labores diarias y/o de estar en contacto con los alimentos o los componentes/ingredientes. Para el lavado la duración de la frotación de las manos con agua y jabón debe ser de 15 segundos más el tiempo necesario para el enjuagado y posterior secado. La fricción de las manos con preparados de base alcohólica debe mantenerse hasta que las manos estén completamente secas. Es necesario que la cantidad de preparado permita friccionar las manos como mínimo durante 15 segundos. Tras el lavado con agua y jabón deben utilizarse las toallas de papel necesarias para asegurar que las manos están completamente secas.

Es importante destacar que los guantes en ningún caso sustituyen a la higiene de las manos.

Los pasos para una técnica correcta de lavado de manos según la Organización Mundial de la Salud son:

  • Mojarse las manos
  • Aplicar suficiente jabón para cubrir toda la mano
  • Frotar las palmas entre si
  • Frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos , y viceversa
  • Frotar las palmas de las manos entre sí , con los dedos entrelazados
  • Frotar el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano opuesta , manteniendo unidos los dedos
  • Rodeando el pulgar izquierdo con la palma de la mano derecha, frotarlo con un movimiento de rotación, y viceversa.
  • Frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa.
  • Enjuagar las manos.
  • Secarlas con una toalla de un solo uso.
  • Utilizar la toalla para cerrar la canilla.

Es necesario hacer de este, más que un hábito, una necesidad constante. Ahora #quedatencasa pero cuando se vuelva a la normalidad, implementá estas medidas para la buena higiene y salud constantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *